La historia de los geles…

Hace escasos días, con la resolución de la Comisión Nacional de la Competencia de 21 de enero de 2010, por fin nos enteramos de porqué de pronto todos los envases de geles se hicieron más pequeños… ¿sería porque alguna universidad americana había demostrado que pesaban demasiado en la bolsa de la compra del consumidor, hasta el punto de poder acarrearle problemas de espalda?, ¿sería porque eran más cómodos ergonómicamente?, ¿sería porque su contenido se hallaba más concentrado y el cambio de tamaño incitaba psicológicamente a gastar menos producto al objeto de no dañar la piel del consumidor? -nos preguntábamos quienes lo observamos… Pues no!, resulta que todo era una manera muy sutil de subir los precios en torno a ¡¡¡un 20%!!! si que nadie se diera cuenta…
Lo cierto es que las sanciones (en torno a los 3 millones de euros a cada una de las tres empresas sancionadas -página 70 de la resolución-) son tremendas, pero sin duda ejemplarizantes. Ya quisieran los consumidores que otros organismos reguladores (Comisión Nacional del Mercado de Valores –CNMV-, Banco de España –BE-, Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones –CMT-, etc) o incluso la propia Comisión Nacional de la Competencia –CNC– en otros campos sectoriales, se esmerasen tanto, y/o que otras empresas denunciasen los abusos de sus competidoras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *